De una madre primeriza: 3 consejos vitales

Esta entrada la he escrito muchas veces. Por un lado había estado esperado un poco para publicarla porque en este momento estamos cerrando una etapa y moviéndonos hacia otra. En el último mes y medio mi bebé ha dado un salto cualitativo en su desarrollo. Ha dejado de ser la bebita recién nacida y se ha convertido en la bebita que rueda por el suelo, se sienta solita, le encanta comer y no quiere dormir su siesta porque no quiere perderse ni un segundo de ese maravilloso mundo que gira a su alrededor. Pero por otro lado he estado pensando en cómo articular mejor lo que quería decir sin ofender a nadie. En el tema de los bebés todo mundo quiere opinar, todos quieren dar consejos (o difundir sus mitos). Yo tenía una lista larga de éstos últimos. Sin embargo, esa lista me la guardaré para mi por ahora. He decidido resumir toda esa experiencia de los primeros meses como madre primeriza en 3 consejos vitales:

 

1. Escuchar, leer, investigar: Yo siempre he dicho que no creo y no dejo de creer. Soy todo oídos para los consejos, vengan de quién vengan. Luego leo, investigo y finalmente actúo. Que si la cadenita roja, que si el quebranto, que si usar la chupeta o no, que si tomar atoles para producir más leche, que si esto o que si lo otro… no hay nada nuevo que inventar, todo está en los libros, en Internet y si es mucha la duda en el consultorio del pediatra.

Leer e investigar si soy madre primeriza

2. Seguir el instinto: Nuestros cuerpos femeninos son tan infinitamente asombrosos. Crear un bebé en nuestro vientre es sólo el inicio. Nuestros cuerpos además, por un lado producen la cantidad y calidad de alimento que nuestras crías necesitan mientras van creciendo. Pero aún más asombroso que lo anterior, algunas investigaciones apuntan a que nuestros cerebros cambian su estructura cuando tenemos hijos, haciendo que pasemos a un estado de alerta permanente que nos permite proteger a nuestros bebés. Así que, cuando pensamos entonces en cuanta ropa ponerle al bebé, en si deberíamos dejarlos llorar o no, en si le damos alimentos antes de los 6 meses o no, en qué hacer si mi bebito se enfermó, yo aplico la frase sabia de una amiga.

En la maternidad hay consejos no reglas. Actúe según su instinto.

Ver: ¿Qué sucede en el cerebro de la mujer al tener un bebé?

3. Encontrar las redes de apoyo:

Buscar redes de apoyo si soy madre primeriza

La semana pasada escribí acerca de enfrentar la soledad de la maternidad. Ese tema particular me ha puesto a leer mucho y a cuestionarme sobre dónde están mis redes de apoyo o cómo construirlas. La frase de Bea que dice “encuentra tu pueblo, crea tu tribu, cría en compañía y con amor”, me ha marcado muchísimo. Tuve que admitir que no siempre podré hacerlo todo yo, que mi casa no estará siempre reluciente y que no puedo ser perfecta. He empezando a acercarme un poco más a mis amigas con hijos. Por dicha, parece ser que mi esposo y yo empezamos una tendencia, es probable que sea un asunto generacional. Pero quién más que aquellos que tienen hijos para podernos entender y dar apoyo?

Las madres primerizas siempre daremos el 110% porque lo que nos mueve es el deseo de verlos bien.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *