Mamis activas: trabajar cuando se tiene un bebé pequeño

Aprovechado la celebración del día del trabajador en Costa Rica, quisiera compartir algunos pensamientos alrededor de la pregunta, ¿que significa trabajar cuando se tiene un bebé tan pequeño?

Si algo he aprendido en este tiempo, es que todas las madres trabajamos. Dentro o fuera de casa, todas lo hacemos. Tengo 3 meses de haber regresado al trabajo después de haber disfrutado mi licencia de maternidad y mis vacaciones. Yo querìa regresar a trabajar, quería recuperar un poco mi espacio pero a ratos me siento como 3 años más vieja. Y es que balancear el trabajo, las tareas de la casa, el cuido de un bebé y la vida personal es una cuestión heroica que hasta ahora que lo vivo, lo entiendo.

Lee mi preparación para mi regreso al trabajo

Uno se levanta a las 5 y se acuesta a media noche. A veces uno siente que ha hecho demasiado y otras veces siente que todo quedó pendiente porque solo se dedicó a chinear. Algunas noches, ella se despierta a tomar pecho 1 vez, otras veces se despierta 5.

Uno “duerme” en el borde de la cama, tratando de hacer equilibrio para no caerse. En realidad no se duerme mucho; diría que es más bien como cerrar los ojos y descansar…

Los maestros ya de por sí tenemos una carga laboral enorme, nosotras estiramos las horas y tratamos de sacarle provecho a cada minuto del día. Salimos de casa con 3 grandes bolsos y vamos y atendemos niños y a sus padres, hacemos tareas administrativas, y cuando regresamos a casa… seguimos trabajando en nuestras minutas, registros, materiales, comités. Y a eso hay que sumarle el oficio de la casa y el cuidado del bebé. Se vuelve muy duro en muy poco tiempo. A veces son las 3 de la tarde y me doy cuenta que aún no he almorzado. Me he encontrado sacándome leche en el trayecto a casa tratando de estirar el tiempo cada vez más. Hay que organizarse, dividirse las tareas y definitivamente pedir ayuda. Cuando yo llego a casa, intento desconectarme del trabajo. Prefiero dejar todo lo pendiente para después de la hora de dormir de mi bebé, acostarme tarde y alistar todo lo de la mañana siguiente antes que sacrificar el tiempo de ella. Si ella toma su siesta en la tarde, hago la siesta con ella. Si no la toma, muy probablemente no llegue a la media noche.

Quedarse en el hogar también puede ser trágico. En las casas siempre hay algo que hacer. Sólo mantener la pila sin platos sucios debería ser considerado un trabajo de medio tiempo. Pero también hay que cocinar porque todos ocupamos comer. Hay que lavar porque todos necesitamos ponernos ropa limpia. Sobretodo hay que jugar. Nuestros bebés pueden tener todos los juguetes del mundo, pero nada reemplazará la atención que sus padres le den.

Las parejas que vivimos alejadas de nuestras familias y que hemos decidido trabajar, además tenemos que pensar en ¿quién va cuidar a nuestro bebé? Cuando planeaba concebir, esa siempre fue una de mis mayores preocupaciones, ¿podré mantenerlo?. En Costa Rica, se necesita el 25% del salario únicamente para el cuido del bebé. He encontrado que en otros países el dato es similar, 26,6% en UK, 23,1% en USA. Algunos países (más desarrollados por supuesto), como Canadá extienden una licencia de maternidad de un año completo después del nacimiento del bebé, pareciera que ellos entienden mejor las necesidades de sus bebitos.

Lee: cuadro comparativo ingreso vrs gasto en el cuido del bebé en Europa

Nuestra realidad es que por más deseo que haya de quedarse en casa, en la- mayoría de casos no se puede. Se necesitan dos salarios (con algnas excepciones claro) para sostener un estilo de vida promedio, balanceado y saludable cuando hay niños en el hogar. Honestamente, no se como hacen las madres solteras. A pesar de que nuestro país tiene redes de cuido, sólo las personas con condiciones socioeconómicas difíciles pueden acceder a éstos.

Vuelvo a la pregunta inicial, que significa trabajar cuando se tiene un bebé pequeño? Ya sea que trabajes dentro o fuera de casa, significa que hay noches desearás acostarte y más que dormir toda la noche lo que querrás es dormir lo suficiente para reponerte y empezar de nuevo en la mañana. Significa que sacrificarás tu propio bienestar para dárselo a esa personita. Pero cuando veas que bebé te sonrìe una vez que has llegado de trabajar, que quiere prenderse de tu pecho lo más pronto posible porque te ha extrañado todo el día o que se enoja porque quiere más de esa comida que le preparaste con tanto amor es cuando yo digo, lo vuelvo a hacer todo otra vez.

Balancing work and baby

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *