Y, ¿aún no gatea su bebé?

Diferentes movimientos antes de gatear
Unos días antes de al fin gatear

Read it in english

Y, ¿aún no gatea su bebé? Esa pregunta me la hicieron una docena de veces por algunas semanas y aunque yo mejor que nadie debería saber que los todos los niños son diferentes y que alcanzan los hitos del desarrollo en el momento en que están preparados, no podía dejar de crear expectativas sobre cuándo aquel momento sucedería y tampoco podía dejar de comparar las habilidades de movimiento de mi bebé con las de otros niños de su misma edad o menores. Imagino que a todas las madres nos pasan por la cabeza esos pensamientos de alguna u otra forma.  Por eso en este post quiero compartir algunas cosas que he aprendido recientemente acerca de gatear.

Gatear es una fase muy importante del desarrollo; y es que al alcanzar este hito suceden cosas impresionantes en el cerebro:

-se conectan los dos hemisferios
-se desarrolla el patrón cruzado
-se desarrollan los sentidos vestibular, propioceptivo, visual, táctil
-le ayuda al bebé a adaptarse al medio que le rodea
-le ayuda en la lateralización
-y le ayuda en la coordimación ojo-mano

Leer más: importancia del gateo

Por alguna razón, yo antes pensaba que los bebés un día simplemente se ponían en 4 puntos y arrancaban. Después de haber grabado muchos videos de ella, me di cuenta que como cualquier otro aprendizaje, la movilidad se desarrolla en forma secuencial. Muchas funciones pequeñas le abren camino a las funciones complejas: desde lo más básico (erguir la cabeza a las pocas semanas de nacida) hasta lo más difícil (aprender a sentarse por sí misma).

 

Cuando yo creía que ya estaba a punto de soltarse, desarrollaba un nuevo movimiento. Desde el momento que se sentó sin ayuda  a los 7 meses, hasta el día que finalmente gateó cordinadamente a los 9 meses, observé al menos 10 movimientos diferentes.  Ahora me doy cuenta de la increíble cantidad de conexiones que habián estado sucediendo en la cabecita de mi bebé en ese pequeño lapso de dos meses. Me doy cuenta también que tanta expectativa por parte de todos y al final… ella lo hizo en el tiempo que lo tenía que hacer. Por eso me quedo con esta frase:

Deja que cada situación sea lo que es, en lugar de lo que crees que debería ser

3 tareas que le facilitaron descubrir su cuerpo y habilidades:
1. Acondicionar un espacio donde pudiera moverse libremente.
2. Permitirle mucho tiempo en el suelo y dedicar tiempo para compartir ese espacio jugando.
3. Acercar objetos de su interés. Aunque a ella le gustaban algunos juguetes lo que más quería alcanzar era el control remoto y las sandalias de mamá.

Mi pequeña a descubierto como gatear. Nos estamos movilizando hacia una nueva etapa en la vida de bebé, una en la que nadie la puede parar!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *