La fiesta perfecta: Minnie Mouse en todas partes

Read in english

Una pregunta que me hice muchas veces mientras el día especial del primer cumpleaños de mi pequeña llegaba, fue cómo deseaba celebrarlo. Por un lado quería realizar una mega fiesta y por otro estaba consciente de que ella solo podría ver las fotos y no recordaría nada de ésta. Finalmente decidí que al Monica cumplir su primer añito no sólo estaría celebrando su vida sino también una maternidad super deseada y esperada. Decidimos celebrar entonces por lo grande aunque no supiera en que zapatos me estaba metiendo. Por eso en este post quiero contarles la aventura de planear la fiesta perfecta: Minnie Mouse en todas partes

 

Una idea general

Yo quería por supuesto una fiesta en la playa. Después de considerar que mi hija todo se lo mete a la boca y que no tendría paz con la posibilidades infinitas de atragantamiento con conchas y piedras de la playa, terminé decidiendo entonces por una fiesta de piscina. Consideré mucho también cual sería el tema. Siempre quise tener una fiesta de mi personaje favorito, y finalmente la tuve: Minnie Mouse.

Minnie Mouse baby

El amigo ideal de las ideas: Pinterest

Abrir Pinterest puede ser o una muy buena idea o todo lo contrario. Habían tantas ideas hermosas que me costó muchísimo hacer un balance entre cuales elementos eran necesarios y cuales eran un simple capricho.

La fiesta perfecta: Minnie Mouse en las frutas

Quebrando el chanchito

Después de acomodar mis ideas, decidí entonces contratar los servicios de Mary te lo hace para la decoración, los de Decolor para el atuendo de mi hermosa bebé y los de Choco-Coco para los comestibles dulces. Todo esto evidentemente suponía un gasto monetario extra que no necesariamente estaba en mi presupuesto mensual, pero que logré alcanzar a través de diferentes esfuerzos:

a. Un chancho al que alimenté monedas de 500 por un año.
b. Compras de dulces y otros en cada visita al supermercado por un par de meses.
c. Abonos al pastel y a la mesa dulce por un par de meses antes de la fecha.
d. Ayuda de la familia y los amigos (algunas cosas de fiesta me las trajeron de Estados y mis amigos colaboraron con bocas para todos).

 

El día se acercaba

Envié las invitaciones a los niños un mes antes y realicé un evento en Facebook para la confirmación de la asistencia. Tenía todo listo para que con un poquito de ayuda unas horas antes, lograra tener la fiesta perfecta para mi princesa. Por una semana, tuve la palabra FIESTA en mi cabeza dando vueltas, y por fin ese día llegó.

La fiesta perfecta: Minnie Mouse en las invitaciones

El día de la fiesta

Hay un proverbio que dice “Quien tiene un amigo, tiene un tesoro”. El día del primer cumpleaños de mi bebé comprendí una vez más, la cantidad de tesoros que hay alrededor de mi vida. Los amigos lo fueron todo: colaboraron para poner la decoración, para preparar los alimentos, para colaborar con bocadillos, para entretener a los pequeños, para tomar fotografías pero especialmente para compartir y para pasar un buen rato. En mi tablero de Pinterest pueden ver los detalles.

La fiesta perfecta: Minnie Mouse en todas partes
Se me pasó un poco la mano

Dejar fluir y disfrutar

Hay cosas que podemos prever y otras que no. Me asustaba la posibilidad de que lloviera. También estaba preocupada por la actitud que tuviera mi bebé por esos comentarios que todos hacen– que los bebés se portan mal o que se duermen–. Por mas preparación, esas cosas no las podemos controlar pero cuando se les resta importancia y se deja fluir, aunque sucedan no arruinan el buen momento. Como era obvio, ese día anduve de un lado a otro corriendo, pero al dejar que fuera una celebración informal, y que cada uno hiciera como quisiera, comiera cuando lo deseara y jugara a su antojo, me permitió a mi disfrutar de la fiesta.

La fiesta perfecta: Minnie Mouse con sus amiguitos

La fiesta perfecta: Minnie Mouse con sus padres

En el futuro…

Pensaba hace unos días en todo le proceso de preparación que me llevó hacer una gran fiesta. En un principio no pensé que me quedarían ganas de hacerlo otra vez; ese día me acosté cansadísima y prometí no volverlo a hacer el otro año, pero como cada día trae su afán, ese pensamiento ya lo dejé perdido en algún lado 😅.

 

Que les pareció la fiesta? Me pasé un poco de la raya? Háganmelo saber en los comentarios!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *